Haga más rentable la externalización de servicios

Las empresas se concentran cada vez más en sus actividades principales y externalizan el resto. El crecimiento explosivo experimentado por el mercado de B2B ha traído aparejado la firma de contratos en todos los niveles en las empresas.

El resultado es que, muy a menudo, las empresas carecen del control que los propietarios esperan. Una situación típica es la renovación automática de contratos plurianuales firmados por empleados que ya no se encuentran trabajando para la empresa. Nadie sabía que existían porque no tenían importancia para nadie.


La otra cara de la externalización

Durante los últimos veinte años, las empresas se han concentrado más y más en sus competencias principales. Cada empresa se dedica a lo que mejor sabe hacer y para el resto de las actividades contrata los servicios de subcontratistas. Hoy en día todo el mundo alquila equipos informáticos y de producción, casi nadie es dueño de los edificios que utiliza y hasta las plantas que decoran las oficinas son muchas veces alquiladas, con riego y cuidado incluidos. Por otro lado, esto ha traído aparejado un crecimiento explosivo en lo que respecta a contratos entre empresas. A esto se debe añadir el hecho de que ya han pasado a la historia los días en que solo unas pocas personas podían firmar contratos en nombre de una empresa. El resultado es un caos innecesario y costoso. Es una verdadera lástima que los beneficios de la externalización desaparezcan debido a una falta de control en lo que respecta a los contratos.

«Deseo destacar que de ninguna manera nos oponemos a los subcontratistas. Pero somos partidarios de que haya control. Nuestros clientes no solo experimentan ahorros, sino también mejoras en la utilización de muchos contratos excelentes y de los activos de los que disponen. Es algo así como ser comandante de un buque de guerra: para poder usar su máximo poder de ataque, uno debe saber cuáles son las armas de las que está provista la nave».

Lasse Sten, fundador y director gerente de House of Control